Saltar al contenido
Prepper y buscraft

Plan de Emergencias Preppers

Plan de Emergencias

Plan de Emergencias Preppers

¿Qué es un Plan de Emergencia?

Es un análisis y planificación de prevención y superación de emergencias en tu entorno. Como dice el refrán ” Siempre es mejor tener un plan que no tener nada” Casi todos los desastres se pueden superar con un mismo plan de emergencias.

Plan de Emergencia general Para casi Todo

El plan de emergencia general es el más usado para todas clases de emergencias y está dividido en 5 pasos.

  1. ­Conoce Tu entorno.
  2. ­Preparar tu equipo.
  3. ­Recomendaciones especiales Previas.
  4. ­Quedarse o evacuar.
  5. El refugio o el regreso.

 

 1º Conoce Tu entorno.

No tiene sentido prepararse para un huracán si nunca se producen, pero tiene sentido prepararse para una gran nevada si esto es habitual. Lo primero que debe de hacer es analizar a que posibles peligros están expuestos usted y su comunidad.

(inundaciones,incendios,nevadas,robos,terremotos,fugas químicas/radioactivas etc.)

En los servicios de protección civil de tu comunidad, o en su web, podrás informarte de estos posibles peligros y como son sus planes de prevención. (En España por desgracia casi ningún municipio tiene planes de evacuación masivos).

Usa la radio, la Televisión, Internet para estar al día del tiempo etc. Muchas catástrofes naturales son previsibles horas o días antes de producirse.

2º Preparar tu equipo

Lo aconsejable es tener preparados tres equipos de emergencia. ­ Mochila de emergencia 72 horas.

  1. ­Bidón de Emergencia o supervivencia.
  2. Almacén de Emergencia.
  3. Mochila de emergencia 72 horas.

Se llama comúnmente mochila de las 72 horas o kit de 72 horas a un equipamiento básico para cubrir las necesidades principales de una familia en los primeros momentos de una emergencia.

El porqué de las 72 horas es porque se considera que es el tiempo promedio para que el dispositivo de  las agencias de gestión de emergencias que deberá hacer frente a la crisis esté completamente desplegado. Por supuesto esto depende de múltiples variables pero se establecen las 72 horas como un tiempo estandarizado. La finalidad de la mochila es clara, atenuar las consecuencias de la crisis y minimizar el impacto.

Desde el punto de vista personal disponer de ella  nos supondrá menor sufrimiento y mayor capacidad de reacción y actuación, al no estar condicionados por la necesidad de cubrir las necesidades básicas.

Desde el punto de vista de las agencias de protección civil y gestión de emergencias, cuanta más gente tenga sus necesidades básicas cubiertas más recursos podrán dedicar a las situaciones más críticas en las que la vida de las personas esté en peligro inminente, y tendrán más facilidad y agilidad en la organización de la ayuda pues tendrán parte del trabajo hecho. La situación ideal es que cada familia tuviera su mochila de las 72 horas.

Os preguntaréis ¿no es esto paranoico? ¿no es un poco de frikis? De hecho mucha gente, al menos en España, se avergüenza de reconocer que dispone de su kit de las 72 horas o no lo prepara por pensar que lo tomarán por un bicho raro. Curiosamente nadie piensa eso de tener un extintor en casa, y la razón de tenerlo es la misma que para la mochila de las 72 horas, la previsión.

No se trata de vivir permanentemente en alerta, pensando que va a venir el fin del mundo ¿acaso quien tiene un extintor se pasa el día intentado oler si hay humo? Se trata de todo lo contrario, de tranquilidad, de seguridad, de saber que si ocurre algo que nos obligue a salir de casa, ni nosotros ni nuestra familia pasará frio, hambre o sed, que podremos salir del paso y centrarnos en resolver la situación.

Solo requiere un pequeño esfuerzo de planificación para determinar que necesitaremos, un pequeño esfuerzo económico para comprar lo que no tengamos ya, y luego simplemente colocarla en un lugar a mano, donde podamos cogerla sin entretenernos. La revisaremos de vez en cuando, un par de veces al año, lo cual no es un gran sacrificio teniendo en cuenta lo que nos aporta.

Según nuestras circunstancias, podremos dejar la mochila en el coche, y en la entrada de la casa un pequeño bolso que, por supuesto, incluya las llaves del coche, de modo que sea más fácil salir del edificio al no tener que llevar carga y luego coger la mochila del coche. Para ello, el coche deberá estar aparcado en el exterior, no nos sirve si está en un garaje, cerca de la casa y en una ruta segura, por ejemplo, si el coche está al otro lado de un arroyo podríamos encontrarnos sin poder llegar a él. La ventaja de tenerlo en el coche es que nos acompañará a nuestro lugar de trabajo o a cualquier otro lugar, ya que una emergencia nos puede sorprender en cualquier parte. Me he decidido a tener una mochila de 72 horas para mi familia, ¿ahora qué?

Existen en el mercado mochilas de 72 horas ya preparadas, nosotros, no recomendamos en ningún caso confiar nuestra seguridad únicamente a un kit preparado por otras personas, puesto que las necesidades de cada unidad familiar serán siempre distintas a las de otra. Además, el ejercicio de planificación y preparación de nuestra mochila personalizada nos hará conscientes de lo que tenemos disponible y lo que no. No es una buena actitud disponer de una mochila sin conocer lo que tiene y como se utiliza.

Por ello,  os recomendamos que, de optar por un equipo ya preparado, reviséis con cuidado los contenidos del mismo, añadiendo y quitando elementos para asegurar que se adecua a las necesidades reales de vuestras familias. El kit ya preparado debe ser un punto de partida para la elaboración de vuestro propio kit

A continuación os hablamos de los distintos elementos habituales para tratar de ayudaros en la configuración de vuestra propia mochila.

La Mochila

           

Por supuesto, el primer elemento a tener en cuenta es el propio contenedor de nuestro kit de las 72 horas. Normalmente se piensa en una mochila pero puede ser una maleta normal de viaje con ruedas, un carrito de la compra, etc,.. Lo importante es que tenga el tamaño adecuado al equipo que transportará y que nos permita transportarla dentro de nuestras posibilidades físicas, incluso si nos vemos obligados a desplazarnos distancias a pie.

Contra más miembros de la familia haya más voluminoso y pesado será el equipo, por lo que será conveniente distribuirlo en distintas mochilas más pequeñas en lugar de una sola muy grande y difícil de transportar. Esta distribución deberá hacerse de manera que las distintas mochilas contengan todos los elementos básicos, para que, en caso de tener que separarnos cada una de las partes mantenga sus necesidades cubiertas.

Sobre todo no sobrecargues, evita todo aquello que no sea imprescindible y evita ser demasiado redundante, hay cosas que por su importancia conviene tener duplicadas o tener dos variantes, como el método de potabilización, pero en muchas otras no tendrá sentido (llevar dos pastilla de jabón por si se pierde una no tiene mucho sentido). Evita también cualquier objeto que suponga simplemente comodidad, si no cubre además una necesidad básica, la comodidad no lo es.

EL AGUA

El agua es sin duda una de las principales preocupaciones en según que emergencias. Si tienes que abandonar tu casa por un incendio no tendrás problemas con el agua, pero si quedas aislado en un tejado por una inundación, aunque parezca irónico, el agua si será un problema.

A la recomendación general que hacemos de disponer siempre de cierta cantidad de agua potable almacenada en casa  incluimos la recomendación de disponer en nuestra mochila de 72 horas de, al menos, dos litros de agua por cada persona. Esto nos dará algo más de un día de margen si no tenemos facilidad para conseguir más. Recordaremos renovarla con frecuencia suficiente mientras tengamos la mochila guardada, para asegurarnos su calidad cuando pueda ser necesaria.

Además de esta cantidad de agua deberíamos incluir uno o dos métodos de potabilización distintos, los filtros personales como el “Survival Straw” o el “Life Straw”, o los filtros familiares como el “Survival Canteen” o el “Survival Inline”  son la opción que más recomendamos, por su eficacia, sencillez y rapidéz de uso, a ello le añadiríamos un sistema alternativo como las pastillas potabilizadoras.

Un último apunte sería disponer de algún recipiente de mayor capacidad para poder transportar cantidades suficientes de agua si nos tenemos que establecer en un lugar retirado del lugar donde la podamos obtener. Para ello, los bidones plegables son una opción que no penaliza apenas espacio en nuestra mochila.

LA COMIDA

A la hora de planificar la comida el primer criterio a seguir será la caducidad de la misma, de modo que podamos dejarla en la mochila sin preocuparnos de que esté en buen estado cuando la podamos necesitar. El segundo criterio será el volumen y el peso de la misma, pues puede llegar a suponer un importante exceso de equipaje. Trataremos, además de que las dietas sean lo más completas posibles, si bien, en un periodo de 72 horas, una dieta poco equilibrada no supondrá un problema para nuestra salud.

Será muy importante tener en cuenta necesidades especiales como la intolerancia  a la lactosa, o al glúten, comida para bebés, diabetes, etc…

Otro factor a tener en cuenta es que la comida es un factor fundamental que afecta de forma muy directa al estado de ánimo de las personas, una comida agradable, caliente,  un poco de chocolate, o una golosina son excelentes medios para combatir el desánimo y el estrés.

Raciones de emergencia

Las raciones de emergencia son una solución frecuente en los kits de 72 horas. Consisten en unas barritas hechas principalmente de cereales que suponen un conjunto de nutrientes completo y un gran aporte de calorias, de modo que pocas unidades son

suficientes para cubrir las necesidades nutricionales de una persona. Están pensadas para grandes crisis humanas (por ejemplo, campamentos de refugiados) con la finalidad de evitar enfermedades derivadas de carencias nutricionales y su diseño, pensado para reducir el volumen (que no peso) y facilitar el almacenaje y transporte en grandes

cantidades, está orientado a facilitar la logística de las grandes operaciones de ayuda humanitaria.

Como opción para el kit de las 72 horas, nos parecen indicadas por su larga duración y pequeño volumen, aunque sean pesadas, y el hecho de no requerir ser cocinadas. Sin embargo, dado su aporte calórico, se deben comer sólo las cantidades indicadas, con lo que no suponen ningún aporte psicológico pues no suponen una comida satisfactoria en ningún caso.

Comida liofilizada

La liofilización es un proceso de deshidratación por congelación que supone un método de conservación  de los alimentos de gran eficacia, que no requiere frío ni condiciones especiales de conservación y que mantiene las propiedades de los alimentos casi intactas. Las comidas liofilizadas son platos preparados que se presentan en sobres, normalmente se preparan en el mismo envase, añadiendo agua y poniéndolas al fuego.

Podemos encontrar en el mercado comidas, desayunos, postres, comidas sin gluten, vegetarianas y una gran variedad de las mismas. Actualmente son la principal elección para los montañeros, y alpinistas, astronautas y para la navegación. Como pros para el empleo en el kit de 72 horas diremos que ocupan poco volumen y son muy ligeras. nutritivas y variadas, además de ser agradables de comer y permitir comidas calientes. Frente a las raciones de emergencia, suponen un alimento más  reconfortante psicológicamente.

Como contras diremos que el necesitar agua para su preparación las hace inconvenientes cuando ésta escasee o sea difícil de conseguir.

Alimentos corrientes

En los supermercados encontraremos alimentos perfectamente válidos para incluirlos en nuestro kit. Deberemos tener en cuenta los factores que hemos comentado antes para elegirlos.

Además de los alimentos de los que ya hemos hablado, el incluir en el kit chocolate, café o infusiones, caramelos o, si tenemos niños, algunas golosinas, supondrán un apoyo emocional a tener en cuenta y del que será conveniente disponer.

Según el tipo de alimentación que hayamos elegido, necesitaremos de los elementos necesarios para calentarla o prepararla, un pequeño hornillo de gas o uno de alcohol serán suficientes. El gas es más fácil de manejar y menos engorroso que el alcohol. También los hornillos para combustible sólido cumplen con esta misión con creces. Además incluiremos el menaje de cocina necesario, hay sets completos muy compactos y ligeros. También incluiremos cubiertos y algo para limpiar la vajilla tras su uso.

EL ABRIGO

Obviamente, el clima es un condicionante a la hora de planificar la mochila de 72 horas, sobre todo en previsión de que tengamos que pernoctar en el exterior.

Los sacos de dormir y mantas de emergencia son elementos habituales y de gran valor en el equipo de emergencia. Con escaso volumen y peso suponen un recurso de gran validez que no creemos que nadie deba excluir, independientemente de disponer o no de otro sistema.

Un saco de dormir  y una colchoneta aislante serán, por supuesto, una mejor opción, y dependerá de nuestro poder adquisitivo el poder incluir ambos en el equipo o no. Si pensamos en renovar nuestro equipo de trekking y comprar un nuevo saco, podríamos destinar el viejo al kit de las 72 horas.

Además, será conveniente disponer de algo para prepararnos un refugio, que nos proteja de la humedad y el viento así como del calor excesivo y el sol, según el momento del día o las condiciones meteorológicas. Los toldos o tarps deportivos son soluciones de gran calidad, no muy costosas y pequeñas y ligeras. También podremos hacernos en nuestro propio con materiales como la rafia.

Una tienda de campaña ligera y pequeña, no de las familiares con 3 habitaciones, sino sólo lo justo para dormir en ella podría ser la mejor alternativa para muchas familias.

LA ROPA

La ropa en el kit de emergencias suele ser lo que mas cuesta mantener, puesto que tendremos que ir adecuando el contenido del kit a la estación del año en que estemos.

También tendremos que ir actualizando la ropa de los niños, que crecen y se va quedando pequeña. Incluir un poncho de emergencias es una buena opción para cualquier época del año, pues casi no penaliza en peso o volumen y su utilidad es incuestionable. No olvidemos tampoco que puede ser necesario protegernos del sol por lo que un sobrero de tela, pañuelo o shermag  será un buen elemento a tener en cuenta. Nos centraremos en disponer de mudas y, al menos, un conjunto de ropa de repuesto completo.

El calzado también es importante, podría ser que no dispongamos de tiempo para buscar nuestras botas o zapatillas de deporte, así que o bien las incluimos en el propio kit, o las guardamos en un lugar accesible junto a este.

Para transportar la ropa es conveniente recurrir a algún método que nos permita comprimirla para reducir al máximo su volumen. Hay muchas opciones en el mercado, como las bolsas para ropa con aspiración de aire, nosotros nos inclinamos por los petates estancos con válvula o los sacos de compresión, pues nos dan la misma funcionalidad y los podremos seguir volver a comprimir después de abrirlos fuera de casa, además de estar hechos de materiales pensados para resistir a la intemperie, no para guardar la ropa en un armario.

EL BOTIQUÍN

Catalogo de Botiquín de Supervivencia y Primeros Auxilios

Otro imprescindible. Un pequeño botiquín de primeros auxilios debe ser incluido en el kit de las 72 horas. Las opciones disponibles en el mercado son perfectamente válidas para un uso normal, no es necesario un botiquín quirúrgico o un kit de sutura o asistencia al parto ni cualquier elemento que no sepamos utilizar.

A l botiquín básico le añadiremos los medicamentos que nos sean necesarios según nuestras circunstancias, si estamos en tratamiento, y algún medicamento de uso general como analgésicos, antiinflamatorios, anti diarreicos, etc.

No es necesario llevar cajas enteras, pero convendrá tener el prospecto junto con los medicamentos y anotar la fecha de caducidad. Por supuesto, los renovaremos para evitar que caduquen en nuestra mochila. Si el botiquín no los incluye añadiremos suero fisiológico, agua oxigenada y betadine, que podemos encontrar en cómodos recipientes mono dosis. Complementos adicionales relacionados con la salud podrán ser crema solar, repelentes de insectos,  etc,…

LA HIGIENE

Sin ser demasiado exigentes,  dadas las circunstancias para las que preparamos el kit, llevaremos al menos jabón, cepillos de dientes y dentífrico. Incluiremos en este apartado papel higiénico, pañales y toallitas para los bebés, higiene íntima para las mujeres, etc,..

En muchos casos la cantidad de agua disponible para a higiene será limitada, por lo tanto, incluir opciones alternativas nunca estará de más las  toallas húmedas y el gel desinfectante, serán ,entre otros , opciones a tener en cuenta. El menaje de cocina puede limpiarse con alcohol, sin necesidad de utilizar agua.

EL FUEGO

Puede que lo necesitemos o puede que no, pero la capacidad de hacer fuego puede marcar una diferencia importante en una situación de crisis. A parte de servirnos para preparar alimentos, nos permitirá calentarnos, iluminarnos y además actuará como refuerzo psicológico. El fuego, aunque no sea imprescindible, es reconfortante, aporta seguridad y tranquilidad, y acompaña en las noches más duras, ayudando a mantener la calma y a descansar.

Hacer un fuego, al contrario de lo que pueda parecer, no siempre es tarea fácil, en los casos en los que disponer de fuego pueda llegar a ser crítico requeriremos garantizarnos que podremos encenderlo incluso sin ser unos expertos. Para ello incluiremos en nuestro kit al menos 2 métodos de encendido diferentes y, al menos uno de ellos tendrá que funcionar incluso mojado. Además incluiremos yesca, pues no siempre dispondremos de algún material que pueda servirnos como tal.

Además de los kits de encendido que encontramos en el mercado disponemos de opciones diferentes, habríamos de incluir cerillas impermeables o antitormenta, un encendedor de magnesio o de ferrocerio tampoco estarán de más, luego añadiremos yesca de algodón impregnado y/o yesca de virutas de madera, ambos bien almacenados en algún recipiente impermeable.

Incluir uno o varios mecheros tradicionales, por su comodidad, tampoco estará de más pero sabemos que en climas adversos no son herramientas fiables y no podremos depender de ellos.

DOCUMENTACION

Es importantísimo incluir en nuestra mochila copias de los principales documentos: dni, libro de familia, escrituras, tarjetas sanitarias o de seguros médicos, seguro del hogar y cualquier otra documentación que podamos considerar importante, los propietarios de mascotas deberían incluir la documentación de las mismas. La meteremos dentro de una carpeta plástica en una bolsa estanca, para asegurarnos que permanecerá en condiciones en cualquier situación, incluiremos ahí también una provisión suficiente de dinero efectivo, en billetes pequeños y monedas. LOS ACCESORIOS

En último lugar hay una serie de elementos que son altamente recomendables en la elaboración del kit. Como siempre, esta lista varía en función de las necesidades, pero el objetivo que se cubre con cada elemento suele ser similar:

EXTRAS

Catalogo de Kit de supervivencia profesional Para Prepper y Bushcraft

Un multiherramientas de bolsillo es una buena elección a incluir en la mochila de las 72 horas. Incluyen casi todas las funciones que podamos necesitar normalmente. Las navajas suizas también son útiles, pero el no disponer de alicates las limita bastante.

Una radio, puede ser a pilas, pero lo mejor será que sea de dinamo, o una combinación de dinamo y solar. De la radio no podemos prescindir, será nuestra principal fuente de información en situación de necesidad, a través de la cual sabremos como evolucionan los acontecimientos y recibiremos instrucciones de las agencias de protección civil y las autoridades.

Luz. Ni que decir tiene que la necesitaremos. Incluiremos linternas en la mochila, ya sean de pilas o de dinamo. Nosotros preferimos las de pilas y complementar el equipo con un cargador solar o de dinamo, de modo que podamos usar las pilas con las linternas o cualquier otro equipo, y el cargador nos permita también alimentar el móvil. Además, incluir velas no estará de más.

Otra función de la luz es señalizar, para ello, las luces químicas son una gran alternativa a tener en cuenta, nos permitirán señalizar donde hay un peligro, o una posición donde nos deban encontrar.

Cuchillo. No es un elemento indispensable en absoluto, y su utilidad está muy relacionada con el conocimiento y práctica que tengamos sobre su uso. Un cuchillo servirá principalmente para manipular madera, (un buen cuchillo bien usado es tan funcional como un hacha pequeño). También será útil para cavar. En el mercado existen herramientas que combinan pala, hacha y sierra, que pueden suplir perfectamente a un cuchillo.

Silbato de emergencias. En realidad, cualquier silbato. Pero uno por miembro de la familia. Permitirá pedir ayuda cuando los demás no puedan vernos. Para los niños pequeños, enseñándoles que lo deben usar si no encuentran a papá o a mamá, supondrá cierta seguridad adicional.

Mapas y brújula. En entornos urbanos un plano de la ciudad es un elemento muy importante, así como en ambientes rurales lo es un mapa topográfico, los mapas y las brújulas hacen un tándem inseparable, necesitaremos ambos ya que individualmente pierden mucha utilidad. Hay que saber usarlos, o acompañarlos de unas instrucciones  por si nos hemos olvidado o no tenemos práctica.  Otros elementos como cuerda, guantes de trabajo, mascarillas y gafas anti­polvo, bolsas de plastico, gomillas elásticas, etc,.. que no ocupan espacio, pesan poco y pueden resultarnos útiles en un momento dado.

Con este artículo esperamos haberos ayudado a preparar vuestra mochila de emergencias, pero, sobre todo, a decidiros a hacerlo, olvidando complejos que no van a resolveros el problema si, por desgracia, os veis envueltos en una situación de crisis.

Bidón de Emergencia

Básicamente el Bidón de supervivencia es un recipiente que puede transportar una persona y que contiene una serie de materiales comunes a la lista de supervivencia.

Suele ser de plástico extra duro y hermético, a prueba de insectos y Ratones. Puedes enterrarlo en algún lugar estratégico de tu ruta de escape a tu refugio. El bidón de supervivencia tiene mucho sentido si crees que tu ciudad será puesta en estado de cuarentena o estado de sitio y que no dejen salir a nadie sospechoso. La idea sería enterrarlo en las afueras de las ciudades a una distancia prudencial suficiente para llegar en una pocas horas. Y en el tendrías lo suficiente para llegar a tu refugio en hipotético caso de llegar con lo puesto. Además este bidón servirá para todos los miembros de tu equipo y servir de punto de comunicación o punto primario de reunión o para dejar notas en clave (seguramente los medios de comunicación no funcionaran).

Puede también guardar su bidón de supervivencia en sitios estratégicos por ejemplo en  el maletero del coche, en algún armario de su casa, garaje ,donde usted considere necesario. En el bidón se puede guardar todo aquello que vea usted necesario para su supervivencia básica, alimentos no perecederos ( comida en lata, frutos secos, agua, ropa, utensilios de cocina, herramientas, botiquines, mecheros, velas, navajas planos, brújulas, etc.

Estos bidones los puede conseguir muy baratos en ferreterías , el más pequeño puede valer 15€.

3º Recomendaciones especiales previas.

Realice unas pequeñas tarjetas de contacto con información importante para casos de emergencia para cada miembro de su grupo. Estas tarjetas deberían estar siempre a mano en su cartera, bolso o mochila.

­ Problemas de Visión u oído. Problemas de movilidad (minusválidos, gente mayor, personas con movilidad reducida (como enfermos, niños pequeños. Idiomas ¿ Usted o alguien de su grupo no entienden el idioma oficial?

­ Tipo de desplazamiento ( Coche, moto, tren, avión, bicicleta, barco etc.) ­ Personas con alimentación especial como bebes o diabéticos. Personas que requieran medicación o asistencia médica especial. Animales de compañía (Métodos de transporte e identificación).

4º Quedarse o evacuar.

Tiene dos opciones. Superar la emergencia en su hogar o evacuar. Usted y su hogar pueden estar perfectamente preparados para superar cualquier emergencia. Incluso un ataque bélico o desastre atómico o de clima espacial ( meteoritos, tormentas solares)Puede ser más seguro superarlo en su casa que en el exterior, pero implicaría unas mayores reformas y adecuación en normas de seguridad de su vivienda.

En caso de evacuación masiva, los organismos de Protección civil, ejercito, etc. Indicaran las rutas y lugares a donde acudir. No obstante usted debe tener su propio plan de evacuación y no depender de nadie. Estas organizaciones podrían estar colapsadas o inoperativas. (Por ejemplo perdida de telecomunicaciones).

En un mapa de su ciudad marque lugares de interés como Hospitales, comercios, estaciones de autobuses, trenes, gasolineras, fuentes públicas, etc.

Marque un lugar de reunión de todos los miembros de su grupo (Amigos, familia, etc.) y un protocolo de comunicación, como un lugar donde dejar notas informativas para el resto del grupo. Este punto de reunión puede ser fuera de la casa, fuera del barrio, fuera de la ciudad o en el refugio. Una lista de direcciones y teléfonos de contacto es importante.

Decida a donde desplazarse. Esto es muy importante. No salga de su casa en estampida. Puede ser la casa de un amigo o familiar relativamente cercano o muy distante. Puede ser un hotel, un pueblo, una tienda de campaña o un refugio ya designado. En función de su destino decidirá que debe llevar consigo y como llegar. También debe calcular  cuánto tiempo estaría en ese lugar antes de regresar a su hogar cuando pase la alarma).

Marque su ruta en un mapa y señalice los lugares de paso de su interés. Realice esa ruta previamente y compruebe su idoneidad. El mejor refugio del mundo no tiene utilidad si quedo atascado en una carretera y no puedo llegar.

TENGA UN PLAN B, C, D ETC, QUE SEA DIRIGIRSE A OTRO PUNTO SI EL PLAN A NO ES FÁCTIBLE.

Decida cómo y Cuando moverse. El coche es prioritario, pero quizás usted no puede utilizarlo. Entonces valore otras posibilidades de movilidad y evacuación. Comparte coche o si no lo tiene asegúrense de alguien que pueda transportarle. Antes de salir de casa cierre todos los suministros de agua, electricidad, o gas de su domicilio para no propiciar una catástrofe aun peor. Desconecte aparatos eléctricos, cierre ventanas y baje las persianas.

No espere al último momento para evacuar como harán miles de personas, tendrá entonces todas las posibilidades de quedarse colapsado en una carretera por el mal tiempo a la cantidad de gente huyendo. Y entonces no llegara a su destino felizmente.

Asegúrese que todos los miembros de su grupo están informados del plan de evacuación y como proceder. No siempre en caso de emergencia estarán todos juntos al principio.  Haga caso de las recomendaciones de protección civil que habrá habilitado rutas seguras. Este  alerta de las informaciones de radio para saber si existen carreteras cortadas o colapsadas.

5 º Refugio y el regreso.

Quizás usted ya tiene su refugio preparado, pero es posible que tenga que ingresar en un refugio comunitario.

Muchos países (Como España) no está preparada para albergues colectivos para grandes emergencias. Cuando ocurre una necesidad se habilitaran colegios, iglesias, polideportivos como recintos para albergar desplazados por catástrofes, durante unas horas o unos pocos días. Aunque estos albergues colectivos improvisados podrán proporcionar agua o aseos; la comida, los medicamentos o algunos elementos como colchones o mantas pueden tardar en llegar (o no llegar)

Por eso es importante que usted lleve encima su kit de emergencia, para cubrir sus necesidades básicas y no depender de otros. En los albergues colectivos hay que vivir con mucha gente en un espacio reducido, lo que puede resultar difícil y desagradable. Sea cuidadoso con su comportamiento. En estas situaciones no se permite beber alcohol y drogas.

Si finalmente regresa al hogar realice inventario de todo y supervise todos los elementos de su hogar hasta restablecer la normalidad. Analice la situación vivida y restaure todos los elementos de su kit de emergencias familiar.  Errores frecuentes en planes de Emergencias. Estos errores comentados aquí son comunes en situaciones de emergencias y refugios colectivos improvisados.

COMBUSTIBLE GASOLINA.

A la primera señal de alarma sobre huelga o situación de problemas de suministro la gente realizara largas colas en las gasolineras y las dejaran vacías.  No está de más tener un deposito de seguridad de combustible en casa de 5 o 10 litros. También otro extra en el coche. No espere a llenar combustible en las gasolineras de las afueras o cerca de su refugio. MAPAS. No espere comprar un mapa a última hora, ten siempre un mapa en tu mochila o en tu coche.

ALIMENTOS Y AGUA.

A ser posible tener siempre en tu medio de locomoción una mochila con agua y alimentos para tres días. No se olvide de incluir desinfectante de manos, jabón y papel higiénico.

Espero que te haya servido esta pequeña guía para prepararte tu equipo de emergencia o supervivencia,Si te a gustado compártela con tus amigos y familiares para que estén preparados en cualquier momento, Si tienes alguna dudas dímela en los comentarios